jueves, 26 de mayo de 2011

Breves reflexiones sobre el control e identidad




Sobre el Control


En medio de la desesperación y tal vez al borde del grito clavado en tu corazón, si tomas una elección puedes dejar ir el control. Al dejarlo ir, dejas ir también las expectativas, dejas de aferrarte a eso que conoces como la palma de tus manos, o a ese ser u objeto que amas tanto y te a acompañado muchos veranos. Dejas ir el control como dejarías ir un globo de color rojo, sueltas la cuerda para dejar que el viento sea ahora su guía.


Es cuando te atreves a soltar ese globo que el comerte las uñas, jugar con tu pelo y hasta el inecesario movimiento de tus pies desaparece, así como desaparece también ese miedo por la luz apagada en la habitación de tus sueños. Y lo hace porque comprendes que todo es expresión de vida, como se expresan los rayos del sol cada día. Comprendes que los potenciales no se destruyen, como dice la ciencia en sus revistas, la "energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma", así que los potenciales simplemente se van, vuelan libres y cuando regresan, regresan transformados...expandidos.

Sobre la Identidad


Los humanos podemos aferrarnos tan fervientemente a la identidad, a eso que creemos que "somos", a eso que hemos creado "ser". Buscamos durante toda nuestra vida experiencias que solidifiquen esa identidad, porque mientras más nos definamos, más perfectos y menos inseguros "creemos" sentirnos. Entonces en el momento que hacemos algo "en contra" de nuestra definición nos llenamos de culpas, miedos, dudas, reproches y empieza así el sufrimiento. Empieza un round de caídas indefinidas, pues por una parte tú mente y humanidad están buscando definición, mientras que tú alma y tú espíritu quieren LIBERTAD.


Mientras más nos identificamos y nos definimos, más ocultamos nuestra verdadera esencia, nos limitamos, nos reprimimos, nos frustramos, nos volvemos infelices, simplemente porque no nos dejamos SER lo que en realidad SOMOS.

Dejar ir el control, dejar de aferrarnos, dejar ir la identidad son piezas claves para realmente empezar a Vivir. Yo lo he elegido, yo lo he hecho, ha sido retador, pero sumamente liberador.

2 comentarios:

Amaz. dijo...

Estos post, plenos de experiencias y sabiduría viva, me gustan tanto, porque observo la similitud en el proceso...

Gracias Yezelita, (tocando la nueva tierra ).. ♥

Yezel dijo...

Si amaz, el lo bello de compartir el resonar con las experiencias de los demás y no sentirnos solos.

Gracias por estar!!!

Un beso y seguimos creando la nueva tierra :)